PROLOGO

No siempre es agradable saber lo que la gente cercana a tí pueda llegar a pensar .Puede llegar a ser tan duro ... y aún más si no se tiene a alguien con quien compartir ese dolor .Pero el día que se encuentra llega a ser maravilloso , sobre todo cuando esa persona es con la que vas a pasar el resto de tú vida.

Seguidores

sábado, 15 de enero de 2011

Cap. 9- Verdad no aceptada.

Sus ojos lucían cálidos,brillantes.



-Ya sabia yo que era imposible que no te gustara-se limito a contestar.



Me levante de la cama y me puse frente a el.



-Se serio-le dije,aunque se me escapo una risilla-.Esto me cuesta mucho decirlo.



El se rió.Luego levanto el rostro para poder verlo desde mi altura.



-Esta bien.



Cerré los ojos e inspire ondo,pero no me atreví a volver a abrirlos.



Erik espero durante minutos y luego,con el tono de voz entre la pasividad y la desesperación,hablo.



-Yenn,abre los ojos-me pidió.



Cuando los abrí,el estaba de pie,muy cerca de mi.



-Se como hacerlo mas fácil-y empezó a inclinarse.



Puse mis manos en su pecho y lo pare.



-Primero tengo que decirte lo que verdaderamente pienso... y siento...



El ya estaba negando con la cabeza,mientras agarraba mis muñecas para quitar mis manos de su pecho,obligandole a permanecer un poco lejos,y se acerco mas.



-Ahora,en este preciso momento,no hacen falta las palabras.



Y se inclino aun mas,pero esta vez mis muñecas eran prisioneras de sus manos,y di gracias por ello cuando sus labios se posaron en los mios.



El beso fue lento,suave y dulce.



En lo único en lo que podía pensar mientras sus labios danzaban con los mios,su lengua jugaba con la mía y sus manos acariciaban mi rostro,era en que no importaba que yo fuera un bicho raro,una lectora de mentes,alguien no-normal.



El me gustaba y yo le gustaba a el.Era un termino suave para utilizar,ya que no nos íbamos a poner a decirnos te quiero y todo ese rollo...,aunque era lo que deseaba.



-Te quiero-susurro Erik contra mis labios.



Yo me reí mientras posaba mis manos sobre las suyas.



"Esta loca,pero la quiero",le oí pensar.



Entonces supe que tenia que contárselo,pero antes debía decirle algo.



-Erik-empecé seria,mientras quitaba sus manos de mi cara y lo guiaba nuevamente a mi cama-,no quiero que me mal interpretes ni nada de eso.



Cerré los ojos.



"Seré bocazas."Te quiero",¿por que no me habré callado?"



Los volví a abrir,alarmada.



-No,no es eso.Yo también te quiero.Simplemente no quería que pensaras...-deje la frase ya que relacione su expresión extrañada y la palabra pensar.



-¿Que has dicho?-pregunto.



-Que te quiero-me salí por la tangente.



Negó con la cabeza.



-No.Has dicho "no,no es eso".¿A que te referías?



La hora de la verdad había llegado.



Las manos me empezaron a sudar y tenia un nudo en la garganta.



-Me refería a que... -"¿te puedo leer la mente como si tu leyeras una pagina en un aumento de 72?".Me pregunte a mi misma si seria capaz de bromear al decirle que tenia como novia a una telepáta.

Pero entonces se me ocurrió algo,que creí,que era mas suave.

-Piensa en tu mayor secreto,algo que no sepa.Que yo ni siquiera intuya.

Me miro extrañado y sus pensamientos era "¿Pero que..?",¿Verdaderamente se ha vuelto loca?"

-Hazlo.

Sonrió.

-Esta bien.

"A ver que seria... Supongo que mi mayor secreto podría ser que tengo una colección de música antigua..."

Sonreí con ternura.Que a alguien le guste la música antigua no debería ser un secreto.

"...Aunque creo que mi mayor secreto seria lo de los culebrones..."

No me pare a escucharlo mas.

-¿Te gustan los culebrones?-reí a carcajada limpia.

El me miro con ojos abiertos.

-¿Que?¿Como...?

"Vamos,eres listo,no me hagas decirlo a mi",pensé.

-¿Como lo sabes?-entonces sonrió-.¿Acaso me espías?

Lo tendría que decir yo entonces.

Tome aire y solté la respuesta.

-Si,pero no de la forma que imaginas.

Frunció el ceño.Resultaba verdaderamente frustrante no decírselo de una vez.El nudo en mi garganta se hacia mas grande.

-Veras,Erik,soy... soy...-no podía.

El sonrió.

-Hermosa.Aunque si no era eso lo que me querías decir,dudo que sea eso-rió-,termina de una vez.Me va a dar algo.

Verdaderamente estaba intrigado,pero el no se enfrentaba a perder a la única persona que le hacia sentir bien desde hacia mucho tiempo,por un maldito "don" no deseado.

Lo dije lo mas rápido que pude y lo que se entendió fue:

-Setepata.

Soltó unas carcajadas ante mi sonrojo y luego,mientras acariciaba mi rostro,pregunto:

-¿Podrías decirlo mas claro?-mientras sonreía.

Solté el aire contenido.Confiaba en Erik.

-Soy telepáta.

Me miro a los ojos y,sin poder aguantarse,rió.

La cama se sacudía bajo nosotros por sus risotadas.

Luego una vez calmado me volvió a dirigir la mirada.

Yo miraba al suelo pero podía ver en su mente como me miraba.

-Creo que deberías ver menos películas de ciencia ficción-dijo mientras sonreía.

De verdad no me creía,no necesitaba ver su mente para saberlo,su risa lo había demostrado.Se burlaba.De mi.

-Es cierto-murmure.

Rió otra vez y no lo aguante.

Salí de mi habitación y me dirigí al baño,corriendo.

-¡Yenn!-grito,mientras salia detrás de mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Unaa alegría para el día =)